[Ir al contenido principal]

[Ir al menú principal]

  • Presidencia de la Nación Argentina
  • Ministerio del Interior
  • Ministerio de Defensa
  • Ministerio de Agroindustria
  • Ministerio de Medio Ambiente y Desarrollo Sustentable

Institucional

Presentación del SiNaRaMe

Los fenómenos atmosféricos, tales como las precipitaciones y los vientos, deben ser monitoreados en forma permanente debido al impacto que pueden generar tanto en el normal desarrollo de las actividades cotidianas como en la práctica de las actividades económicas en un determinado lugar. En ocasiones, la intensidad y trayectoria de dichos fenómenos pueden causar un efecto negativo en el territorio (en la población, en las viviendas, en las infraestructuras, en la producción).

Teniendo en cuenta la diversidad ambiental que posee el país, existen ciertas áreas que tienen un mayor grado de riesgo que otras ante diferentes fenómenos atmosféricos, así como también, un grado de vulnerabilidad distinto frente a las características socioeconómicas poblacionales. Por esta razón los fenómenos hidrometeorológicos deben ser identificados, analizados, monitoreados y evaluados, al igual que los procesos físicos que estos involucran. Es por esto que es necesario implementar en todo el territorio nacional herramientas de avanzada que permitan generar información útil para la gestión pública y privada.  

Considerando estas premisas, el radar meteorológico es el sistema más adecuado para llevar adelante la vigilancia del territorio, potenciando la utilidad de los datos, racionalizando su utilización y optimizando costos.

En el año 2011 se pone en marcha un proyecto de radarización con el objetivo de alcanzar una cobertura total del territorio. Hasta ese año, la República Argentina contaba con un total de 8 radares meteorológicos en funcionamiento, que otorgaban una cobertura territorial insuficiente. Por esta razón, se postuló la idea de construir e instalar 12 radares nuevos de fabricación local, que sumados a los 8 radares existentes conformarán una red de 20 radares, que dan origen al Sistema Nacional de Radares Meteorológicos denominado SINARAME.

Este programa comenzó como un proyecto lanzado por Presidencia de la Nación, que consiste en el desarrollo, fabricación y puesta en funcionamiento de una Red de Radares Meteorológicos Argentinos, de una nueva central de operaciones (COP) y de la integración al sistema de los radares existentes, que en su conjunto será operado por el Servicio Meteorológico Nacional.

Mediante la Resolución Nº 924/2011, el Ministerio de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios encomendó a la Subsecretaría de Recursos Hídricos de la Nación (SSRH) la Dirección y Supervisión de este proyecto, mientras que la fabricación de los radares estará a cargo de la empresa INVAP S.E. (Sociedad del Estado). Además, participan del programa SINARAME, diversos organismos públicos y privados.

El emprendimiento se compone de dos etapas: La primera etapa (Etapa I) del programa SINARAME consistió en el desarrollo y construcción de un Prototipo del Radar Meteorológico (RMA0), instalado en Bariloche, que es utilizado como modelo de ingeniería de investigación e innovación en el uso de esta tecnología, y la fabricación de un Radar Meteorológico de uso efectivo (RMA1), instalado en la ciudad de Córdoba. Esta etapa culminó con el diseño, equipamiento e implementación del Centro de Operaciones (COP) con capacidad de recepción y procesamiento de datos de los radares existentes y de los nuevos de serie INVAP (RMA)  y con la capacitación técnica de recursos humanos en la operación y mantenimiento del sistema.

La segunda etapa (Etapa II), puesta en marcha con la Resolución Nº 1230/2014 del Ministerio de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios, posee varios objetivos a concretar. Contempla la construcción y puesta en funcionamiento de 10 radares meteorológicos más, que serán instalados en diferentes lugares del país.

Asimismo, se llevará a cabo la puesta en servicio de la red integrada y de cinco regionales de almacenamiento de datos, así como también asistencia técnica y desarrollo de cursos de capacitación en operación y mantenimiento.

Por último, se instalarán 55 estaciones meteorológicas telemétricas (5 por cada radar) para la evaluación de la información radar y el mantenimiento por dos años para cada radar del sistema.

Entre las principales aplicaciones de los radares a instalar se pueden mencionar:

  • Descripción del estado del tiempo, generación de pronósticos a corto y muy corto plazo.
  •  Desarrollo de un servicio de alerta temprana, ayudando a prevenir los efectos causados por desastres naturales (como por ejemplo la alerta para los organismos responsables de activar las operaciones de Gestión de Riesgo que salvaguardan las vidas humanas).
  • Previsión y monitoreo de contingencias ambientales (granizo, lluvias torrenciales, tormentas severas, etc.) necesarias, por ejemplo, para accionar una alerta para producir el desplazamiento de ganado en áreas productivas o para las operaciones de campo en áreas petroleras.
  •  Monitoreo hidrometeorológico, indispensable al gestionar el aviso temprano para la regulación de presas.
  •  Seguridad a la navegación y aeronavegación.
  • Suministro de datos básicos para la investigación científica y tecnológica.

 

LOGO SINARAME
Ir al comienzo de la página

Ir al contenido principal

Ir al menú principal